Creatividad, bella palabra

La creatividad está en la vida y en el día a día de todos. Somos creativos y no sólo dentro del mundo de la publicidad, que es donde se suele asociar la palabra con más frecuencia. La creatividad forma parte de todo: la forma de vestir, de combinar la ropa con los complementos, de peinarse, de maquillarse, de decorar una casa con muebles de IKEA, de hacer una ensalada con esferificación de tomates, de hacer una cúpula colossal para la ONU o de hacer un remate espectacular en un partido de básquet. Pero no olvidemos que la creatividad publicitaria és otra cosa; es pensar cosas que nadie haya pensado antes, ver lo extraño en lo común y lo común en lo extraño. Es saber aprovechar la actualidad, alimentar la imaginación con trocitos de lo que vives. Es fijarse en todo y saber sacar buenas conclusiones, es pensar cómo y no sólo en qué. Es saber valorar lo que hacen las demás agencias o compañeros, y no criticarlo por el mero hecho de que no es un trabajo propio, sino reconocer el trabajo bien hecho y aprender alguna cosa. Es no rendirse cuando las cosas no salen como creías que iban a salir y aprender de los errores, los fracasos y las decepciones. Es gozar de lo que sentiría un chico joven en ponerse una colonia, un niño en jugar con un juego y la señora en utilizar unas medias de compresión. Me parece maravilloso y apasionante.
Anuncios