Día D

Llega un día en que todo sale como siempre imaginaste que debían salir las cosas. Vas por la calle y coincides con ese alguien a quien te apetece ver. Suena la canción que hace mucho que no escuchas, que te recuerda un momento muy especial de tu vida. Las siluetas rojas de los semáforos se esconden avergonzadas tras tus fuertes y decididos pasos. Es un día, o dos, quién sabe. Temes que no existan otros pero un algo, o puede que un alguien, te susurra una palabra que hace que una tímida sonrisa se asome por debajo de tu nariz. Ahora sabes que vivir otro día así está en tus manos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s